Cómo hacer una pequeña huerta

Cómo hacer una pequeña huerta

A CULTIVAR QUE SE ACABA EL MUNDO / SERIE DIDÁCTICA / 1 DE 4

  • Elegir una ubicación con sol pleno, de norte a sur, lejos de la sombra de árboles, paredes o edificios.
  • Asegurarse que haya cerca una fuente de agua para la irrigación
  • Armar pequeños túneles o tener preparado un tejido para poner los cultivos al reparo durante la estación fría
  • No cultivar demasiadas especies de hortalizas, sobre todo si éstos tienen diferentes necesidades para ser cultivados (de abono o irrigación, etc.).
  • Canteros: elevados entre 15 a 20 cm del suelo dan mejor drenaje. El ancho es de 80 cm.
  • No sembrar o trasplantar de forma demasiado tupida ya que podrían llegar a tener un crecimiento demasiado forzado y de baja calidad. En caso de crecida amontonada, ralear para dejar espacio.
  • Cultivar sobre apoyos (tutores) las plantas que crecen en altura (tomates, berenjenas, chauchas, porotos) para un mejor aprovechamiento de la superficie disponible
  • El abono orgánico aporta nutrientes en forma natural. Su exceso no es perjudicial.
  • Para el compost: estiércol de vaca o caballo seco o estacionado.
  • Prever una rotación mínima de las hortalizas a lo largo de los años y fijarse en la asociación de cultivos
  • Vallar la superficie para impedir que las hortalizas sean atacadas por animales.

 

 

¿Querés colaborar en nuestra revista?

ingresa en la sección «como participar» y enterate todas las opciones!

TRES COSAS HAY EN LA VIDA